cintillo centro-01twitter Crface Crinsta Cryoutube Cr 1

memorias-01 2catedra federico JUNIO 2-01 1FLAYER congreso-01temario

Fue bautizada en la Sala Digital de la Filven 2108

Memorias de Venezuela muestra como Simón Rodríguez sigue acompañando al pueblo en su liberación espiritual

 

memorias 60

 

La revista de divulgación histórica dedica su edición digital Nº 60 al “gran ausente en los programas de estudio universitarios”

(Prensa CNH/12-11-2018) El carácter insurgente, las ideas, la labor docente y el quehacer político de Simón Rodríguez están cada vez más presentes en las luchas del pueblo, es por eso que la revista Memorias de Venezuela dedica su edición digital Nº 60 al ser que dio luces a nuestro Libertador.

Con una emotiva ovación en honor al maestro fue bautizada la publicación en la Sala Digital de la Filven 2018. La actividad estuvo a cargo del editor de la revista, el filósofo Carlos Ortiz, en compañía del docente, Alí Ramón Rojas Alaya.

A través de nueve artículos se despliegan diversas visiones sobre el gran pedagogo. “Quienes escriben en esta revista quieren compartir la forma en que perciben a Simón Rodríguez”, apuntó Rojas Alaya.

De igual forma, el filósofo resaltó la importancia de que la revista honre a “ese gran visionario, a ese gran político, ese gran ausente en las recopilaciones de las universidades”.

Mencionó que en los libros de historia de la pedagogía, de sociología, de antropología o economía no aparece el nombre de Simón Rodríguez. “Yo estudie educación en la UCV y Simón Rodríguez no forma parte del programa de estudio, y tampoco forma parte del programa de estudio de la UPEL”.  

Reflexionó que esta tendencia a ignorar los aportes de Rodríguez posiblemente se deba a que su obra es netamente política. “Cuando uno analiza bien a Rodríguez se va a dar cuenta de que él es el padre del pensamiento complejo, de la transdiciplinariedad, de los estudios comparados, de la educación popular”.

Los escritos que conforman esta nueva publicación fueron producidos por Elisabeth Leal, Thaís Marrero, Iluska Salazar, Omar Hurtado Rayugsen, Néstor Rivero, Juan Antonio Calzadilla Arreaza, Alí Rojas Alaya y Jelylú Pereda.

 

Educar para el autogobierno

El editor de Memorias de Venezuela, Carlos Ortiz, describió los puntos más importantes del planteamiento insurgente que defendía Simón Rodríguez. Explicó que el maestro asumía la educación como una herramienta para la libertad, la cual permitía la autoformación, formación y conformación como un republicano.

Afirmó que “para él, ser republicano significaba ser una persona libre, con una identidad y una razón de ser política, real y efectiva”.

Comentó que Rodríguez apuntaba hacia una enseñanza que convirtiera a cada persona en un ser “autosuficiente, creativo, capaz de producir sus propios modos de vida y de entender su verdadero rol dentro de un sistema productivo”.

Comentó que esta visión se oponía a la mentalidad colonial y a la visión general de la sociedad existente para la época, dado que “era difícil imaginarse que la gente que tradicionalmente no había tenido acceso al estatus que le podía dar la jerarquía de la sociedad colonial, fuera realmente capaz de gobernarse por sí mismos”.

 

Espacio público liberador

El filósofo expuso que otra de las preocupaciones planteadas por Rodríguez era el espacio público como un ámbito de construcción de república, dado que durante la colonia el espacio público no estaba pensado para la discusión o el debate de polémicas orientadas a dar una forma definitiva a la sociedad.

“Se veía a la sociedad como algo que naturalmente iba a encontrar una forma y eso iba depender mucho de la capacidad que tuvieran las autoridades o el gobierno para darle esa forma”.

Expresó que para Rodríguez la forma de la sociedad se la daban las personas, los individuos concretos, que para él eran todos, y de allí parte el slogan que dice “Formar republicanos para formar república”.

 

Educación productiva y vigente

El docente universitario definió que las ideas de Rodríguez constituyen una forma de practicar la política desde el primer momento en que un niño o niña comienza a aprender las primeras letras

Para explicar la raíz de la educación como la concebía Rodríguez, citó una de sus premisas, “aprender a tratar con las cosas es la primera función de la educación, y aprender a tratar con quien las tiene, es la segunda función”.

Manifestó que para Rodríguez las cosas eran medios de vida, por cual proponía una educación que diera conciencia acerca cual es la relación de cada individuo con los objetos y con quienes tienen los objetos.

Advirtió que este planteamiento motiva a pensar en interrogantes como ¿Es natural y lógico que las cosas solo las tengan algunos?, ¿Quién tiene las cosas?, ¿Por qué las tiene? y ¿De qué modo las tiene?

Concluyó que el análisis de estas ideas pudo producir un gran conflicto en la sociedad colonial, dado que conduce a pensar que “el orden de las cosas, de la política, la educación, las ideas, y por tanto, el carácter espiritual de una sociedad no está dado naturalmente de una forma definitiva, sino que depende de lo que se hace para tener las cosas y para relacionarnos todos los que hacemos y tenemos las cosas”.

Los lectores pueden acceder a la revista a través de la página web del Centro Nacional de Historia www.cnh.gob.ve o mediante el link https://drive.google.com/open?id=1mBDqH8FqVgZuEFb4l04Gs02ghQmtKK8y

(T/ Kenyer Velásquez – F/ Nelson Meléndez)

Av. Panteón, Foro Libertador, Edificio Archivo General de la Nación, PB. Código Postal 1010. Caracas-Venezuela.
Archivo General de la Nación “Francisco de Miranda”   Telfs.: (0058-212) 5095794

 

 

Roip Roip